El sendero costero por Buenavista del Norte al noroeste de Tenerife fue todo un descubrimiento que compartimos en este blog. Es poco frecuentado por turistas e ideal para conocer los alrededores y paisajes de este municipio.

Comienza en el casco urbano del pueblo y te llevará por un antiguo camino por el que recorrerás la costa abrupta del litoral hacia una playa salvaje con restaurante panorámico. No es el típico paseo marítimo, sino un camino rural que bordea un campo de golf con amplias vistas del Atlántico y de los volcanes de Teno.

Puente sobre el sendero en Buenavista del Norte con los volcanes de Teno al fondo

Puente sobre el sendero en Buenavista del Norte con los volcanes de Teno al fondo

Sendero costero con 18 puntos de interés

Esta ruta circular de 5,4 km es muy amena y de dificultad baja. Se puede realizar en una hora y media, pero si te detienes para hacer fotos, contemplar el paisaje y te lo tomas con calma, tardarás aproximadamente dos horas. Para que sea un camino autoguiado, te presentamos a continuación los principales 18 puntos de interés cultural y natural que observarás en el camino. Te animamos a descubrir, en un breve viaje al pasado, lo mejor de nuestra tierra y de su historia natural.

Punto de partida del sendero: Buenavista del Norte

Vista aérea de Buenavista del Norte a los pies del Parque Rural de Teno

Vista aérea de Buenavista del Norte a los pies del Parque Rural de Teno

Buenavista del Norte está situado en el extremo noroeste de Tenerife, entre montañas con una exuberante vegetación y una costa virgen. Es un pueblo canario con encanto, donde es fácil conectar con los lugareños y sus tradiciones. El hecho de ser una comunidad un tanto aislada, ha posibilitado que pervivan conjuntos arquitectónicos de sobria belleza.

El sendero en Buenavista del Norte está señalizado con los colores verde y blanco y el letrero indica Playa Las Arenas. Comienza en el centro del pueblo, justo detrás de la oficina de turismo, en la Plaza de los Remedios (1). Aquí apreciarás su iglesia y casas de arquitectura tradicional canaria del siglo XVI. Los inmuebles del entorno de la plaza conservan su diseño original de mampostería y el empleo de sillares labrados en las esquinas. Están organizados en dos plantas con patio central, cubiertas a dos o cuatro aguas de teja curva. Predominan las ventanas de guillotina, dispuestas, a veces, de forma asimétrica. El casco antiguo de Buenavista del Norte fue declarado conjunto histórico en 1983.

Saborea la vida de un pueblo canario

Plaza e Iglesia de Los Remedios en Buenavista del Norte

Plaza e Iglesia de Los Remedios en Buenavista del Norte

Antes de comenzar el sendero costero por Buenavista del Norte, te recomendamos una breve parada en la plaza para disfrutar, bajo enormes laureles, de un café observando la vida del pueblo canario. Los canarios son personas cálidas, de mente abierta y comunicativas. La vida en este entorno rural es más lenta, más relajada. Debido a la cautivadora serenidad de los habitantes y la maravillosa ubicación del pueblo, es el lugar perfecto para desconectar y experimentar el turismo Slow.

¿Sabes de dónde viene el nombre de Buenavista? Cuentan las crónicas que los conquistadores castellanos asentados en esta zona, a principios del siglo XVI, quedaron tan admirados por la frondosidad del territorio y la cercanía al mar que decidieron llamarla Buenavista.

Estampa típica del sendero costero por Buenavista del Norte

Estampa típica del sendero costero por Buenavista del Norte

Lugares históricos al borde del sendero en Buenavista del Norte

Justo detrás de la plaza cruzarás el barranco de Triana, un oasis verde con zonas recreativas, barbacoas y Los Lavaderos (2). Este antiguo recinto de forma rectangular era utilizado como lavadero. Está compuesto por catorce taquillas y cada una con su piedra de lavar, boca de agua y desagüe. Llegarás a las primeras plataneras, algunas ya abandonadas y otras todavía cultivadas. Después de unos 100 metros, verás la ermita de Santa Isabel o La Visitación (3), donde bajarás por la escalera a la derecha y pasarás por la Hacienda de La Fuente (4). Este edificio histórico del siglo XVI fue propiedad de Juan Méndez, fundador del pueblo de Buenavista.

Ermita de La Visitación con el poste de señalización del sendero en Buenavista del Norte

Ermita de La Visitación con el poste de señalización del sendero en Buenavista del Norte

Seguirás por un camino estrecho y pedregoso que orilla el campo de golf Buenavista Golf.

Campo de golf de Buenavista del Norte con la isla de La Palma en el horizonte

Campo de golf de Buenavista del Norte con la isla de La Palma en el horizonte

El plátano: cultivo más importante de Canarias

En este idílico tramo del sendero en Buenavista del Norte verás buganvillas de varios colores y otras plantas del lugar: opuntias, agaves y aloes. Asimismo, tendrás la oportunidad de acercarte a las plataneras (5) y observar de cerca sus frutos. ¿Sabías que solo en Tenerife se cosechan cada año alrededor de 140.000 toneladas de plátanos? En total, más de 35.000 canarios viven del cultivo de este manjar amarillo y solo el 10% de la producción se exporta al resto de Europa.

Plátano canario

Plátano canario

Mirador de la Playa de Los Barqueros

El sendero en Buenavista del Norte te llevará por la orilla izquierda del barranco de Triana que desemboca en el Mirador de la Playa de Los Barqueros (6). Llegarás a una pequeña ermita. Desde aquí tienes una bonita foto de esta cala con su varadero y su espectacular acantilado que fue, antaño, el embarcadero del pueblo. Es posible acceder hasta la playa, siempre bajo tu propia responsabilidad, ya que existe el peligro de desprendimientos de rocas. Si te atreves y el mar está tranquilo, puedes darte un baño y relajarte en un ambiente marinero poco frecuentado. Te recomendamos llevar zapatillas de playa debido a las piedras resbaladizas.

Playa de Los Barqueros

Playa de Los Barqueros

Columnas basálticas en el acantilado de la playa

Las extrañas formaciones de roca volcánica te sorprenderán. Es un fenómeno natural que crea paisajes espectaculares de rocas que parecen labradas por la mano de un escultor. En el acantilado de la pared de enfrente se observan columnas verticales de basalto y también una margarita de piedra (7). En ambos casos, las columnas se forman al enfriarse la masa de lava basáltica. Los pilares siempre surgen cuando el flujo de lava se enfría muy lentamente. Todo cuerpo se contrae al perder calor y, consiguientemente, se fractura. El enfriamiento progresa hacia abajo, desde la superficie en contacto con el aire y de abajo hacia arriba, desde el contacto con el suelo subyacente.

Margarita de piedra en la playa de Los Barqueros

Margarita de piedra en la playa de Los Barqueros

El paisaje del Macizo de Teno

A partir de ahora, el sendero costero por Buenavista del Norte serpentea por un terreno empedrado, pero bien acondicionado, a lo largo del escarpado litoral rocoso. Existen pocos lugares en Tenerife donde puedas sentir el Atlántico tan cerca. El sonido de las olas, la brisa marina y las aves en el cielo son un bálsamo para el alma. Un calzado deportivo con suela gruesa es la mejor opción para caminar cómodamente por aquí.

Panorámica del litoral desde el sendero en Buenavista del Norte

Panorámica del litoral desde el sendero en Buenavista del Norte

El campo de golf, diseñado por el famoso Severiano Ballesteros, forma un sorprendente contraste de color con el oscuro paisaje de lava, el azul del cielo y del mar. El conjunto de montañas y barrancos visibles al fondo constituyen el macizo de Teno (8), la región geológica más antigua de Tenerife que se formó hace unos ocho millones de años. Si la visibilidad es buena, desde aquí tienes una vista fantástica del enorme volcán Teide. ¡Una oportunidad inmejorable de fotografiar la cumbre más alta de España (3.718 m)!

Montañas del macizo de Teno con el campo de golf de Buenavista del Norte

Montañas del macizo de Teno con el campo de golf de Buenavista del Norte

Por otro lado, esta zona costera tenía una gran importancia en la alimentación de los antiguos pobladores de estas tierras, como lo atestiguan varios concheros (restos de conchas acumuladas) en el recinto del campo de golf. Después de la actividad de marisqueo, los aborígenes guanches separaban la parte comestible de la concha para reducir la carga a transportar.

La Isla Baja – una plataforma volcánica

La Isla Baja, que se extiende a los pies de Teno, se formó por la actividad volcánica cercana a la antigua costa (9), donde las lavas se extendieron en forma de abanico sobre la costa. Destaca la montaña de Buenavista o volcán de Taco, que tuvo una importancia fundamental en la conformación del relieve de esta parte de la isla. Sufrió diferentes manifestaciones eruptivas, tanto submarinas como aéreas. Sus emisiones de lava fueron las responsables de la formación de gran parte de la isla baja donde se asienta, actualmente, el pueblo de Buenavista del Norte.

Panorámica de la Isla Baja desde el mirador El Fraile

Panorámica de la Isla Baja desde el mirador El Fraile

En otras erupciones, el magma se derramó por el interior de los barrancos de Teno hasta alcanzar el mar. Es el caso de los volcanes de El Palmar, sobre cuyas lavas nos encontramos. Este conjunto de erupciones propició el crecimiento de esta extensa planicie litoral durante los últimos 300.000 años y el consiguiente alejamiento de los antiguos acantilados de Teno de la línea de costa. La Isla Baja comprende los municipios de Buenavista del Norte, Los Silos, Garachico y El Tanque.

Magma que alcanzó el mar formando el nuevo litoral

Magma que alcanzó el mar formando el nuevo litoral

Salinas en el sendero costero por Buenavista del Norte

Podrás ver en las rocas varios charcos de poca profundidad (lajas) que fueron usados como salinas naturales durante los veranos: las salinas de La Tablada (10). El poco fondo de los huecos los hace idóneos para que el agua del Atlántico se evapore con eficacia y cristalice la sal. Se realizaba una labor manual de acarreo de agua desde charcos más profundos para un mejor control del proceso. Antiguamente su uso era más importante que hoy en día, pues aparte del consumo directo, era esencial para conservar diversos alimentos como el pescado. En las Islas Canarias hubo 56 salinas para la extracción de sal marina.

El color blanco de las salinas (a la izquierda) destacan sobre la lava y el azul del mar

El color blanco de las salinas (a la izquierda) destacan sobre la lava y el azul del mar

Bola de lava

Unos metros más adelante observarás un fenómeno geológico que llama mucho la atención: la “bola de acreción” (11) o “huevo volcánico”. Es una gran roca de lava que se formó igual que una bola de nieve: a medida que iba rodando por una pendiente sobre la corriente líquida de lava, proveniente del valle de El Palmar, iba ganando tamaño hasta que llegó a la costa de Buenavista del Norte donde se solidificó.

Bola de lava proveniente del valle de El Palmar

Bola de lava proveniente del valle de El Palmar

La flora canaria de litoral 

Tenerife es la más extensa y elevada de las Islas Canarias, razón por la que presenta la mayor diversidad biológica del archipiélago. La vegetación cambia de forma radical en apenas unos cientos de metros. La razón radica en la diferencias de alturas existentes y en la variedad de microclimas que generan diversos ecosistemas. Durante el sendero en Buenavista del Norte pasarás por dos de ellos.

El primero es el ecosistema costero o litoral que llega hasta aproximadamente 50 metros sobre el nivel del mar. Aquí verás plantas que están adaptadas a soportar la abundancia de sal en el aire o spray marino (halófilos). Predominan la lechuga de mar, el perejil de mar y el hinojo de mar. El segundo es el piso basal de tabaibas y cardones (12), ambas plantas endémicas de Canarias. Este ecosistema denominado tabaibal-cardonal se encuentra, aproximadamente, entre los 50 y los 400 metros sobre el nivel del mar. Son matorrales xerófilos adaptados a la sequía, a los fuertes vientos y al sol constante. Si quieres saber más sobre la tabaiba, te recomendamos este artículo.

Típica planta que se ve en todo el sendero costero por Buenavista del Norte: la Tabaiba

Típica planta que se ve en todo el sendero costero por Buenavista del Norte: la Tabaiba

El cardón es una de las plantas predominantes en la vegetación costera

El cardón, con su característica forma de candelabro, es una de las plantas predominantes en la vegetación costera

Cualquiera que haya estado alguna vez en el Caribe también la conocerá: la uva de playa o Coccoloba uvifera, un arbusto o árbol pequeño de hoja perenne que también resiste al salitre de la brisa marina. Su fruta madura de color rojo es comestible y a veces se procesa en mermelada o zumo. El corto paseo marítimo al final del sendero en Buenavista del Norte está bordeado de bonitos ejemplares.

Otra especie que verás por aquí es el tarajal o taray de Canarias (Tamarix canariensis). Es un pequeño arbusto o árbol que crece en suelos salinos del litoral y en la parte inferior de los barrancos en todo el archipiélago canario. Sus raíces profundas lo mantienen firmemente anclado en el suelo incluso durante las tormentas. Su corteza contiene tanino, un ácido tánico y colorantes, por lo que estos árboles también se han utilizado con fines medicinales en el pasado. El tarajal es una planta muy fuerte y resistente que sabe adaptarse a condiciones climáticas cambiantes y difíciles. Tiene interés en cuanto al uso ornamental, forraje, linderos, además de su apreciada madera para carpintería.

Atardecer en la costa con un tarajal

Atardecer en la costa con un tarajal

¿Qué hacer al final del sendero en Buenavista del Norte?

Mantenerse en forma con vistas al mar

El sendero costero por Buenavista del Norte termina en el polideportivo municipal con piscina climatizada, gimnasio y sauna (13). Aquí puedes nadar unas calles en agua salada a 26 grados mientras miras al cielo azul de Canarias y a los volcanes de Teno. La entrada vale 4 euros por persona. Abierto de lunes a viernes de 10 a 22 horas, sábados de 10 a 14 horas y domingos cerrado. La entrada a la sauna vale 3 euros por persona y hay que hacer una reserva previa (tel. 922 12 81 01). Antes del acceso a la piscina encontrarás un pequeño parque de entrenamiento al aire libre donde podrás ejercitar gratis tu cuerpo bajo el sol y con vistas al Atlántico.

Gastronomía con sabor a Atlántico 

Restaurante de playa al lado del Atlántico

Restaurante de playa al lado del Atlántico

Frente a las piscinas hay un restaurante especializado en pescado fresco y marisco de la zona. Cuenta con una gran terraza desde donde podrás contemplar una romántica puesta de sol sobre la isla de La Palma mientras escuchas el sonido de las olas. También puedes simplemente disfrutar de un aperitivo, una copa o un café. Horario: todos los días de 12 a 21 horas. Si prefieres un picnic al aire libre, la costa de Buenavista del Norte es el lugar idóneo para sentarse en un banco o en una roca y relajarse contemplando el paisaje.

Un barraquito (café tradicional de Canarias) al final del sendero en Buenavista del Norte

Un barraquito (café tradicional de Canarias) al final del sendero en Buenavista del Norte

Un chapuzón en las piscinas naturales de lava

Darse un baño en las aguas cristalinas del atlántico siempre es un placer, pero la experiencia se convierte en algo inolvidable cuando además se hace en una de las muchas piscinas naturales o charcos. Así llaman los canarios a estas maravillas naturales. Son espacios estancados de agua de mar que se han generado de forma natural entre las rocas de lava. Debido a las mareas, siempre se llenan de agua fresca. Al lado de la playa encontrarás varios charcos de diferente tamaño y poca profundidad que te protegen del azote de las olas (14). Lleva un calzado adecuado para evitar resbalones y lesiones.

Un día de playa con arena volcánica

Atardecer en la Playa de Las Arenas con sus charcos de lava

Atardecer en la Playa de Las Arenas con sus charcos de lava

El sendero costero por Buenavista del Norte termina en La Playa de Las Arenas (15). Esta playa salvaje tiene una extensa plataforma rocosa (lava del volcán de El Palmar) con una parte de callados en su extremo oriental. Entre mayo y noviembre, cuando se acumula arena negra volcánica, es una playa de baño vigilada muy frecuentada por los habitantes del municipio. Ten cuidado, porque siempre hay fuertes corrientes y olas muy altas. Por eso es tan popular entre los surfistas de bodyboard. En invierno, las tormentas vuelven a retirar la arena y la bahía se convierte en una playa de piedra. Durante todo el año disfrutarás de unos atardeceres de ensueño.

Playa de Las Arenas en verano

Playa de Las Arenas en verano

Seguir el sendero en Buenavista del Norte hasta otra playa

Si te sientes con ganas de seguir descubriendo el litoral, podrás caminar unos 500 m más hasta la Playa de El Fraile, una bahía salvaje con un fuerte oleaje y espectaculares vistas. No es recomendable bañarse en esta playa solitaria. El sendero hacia la Playa de El Fraile comienza al final de la Playa de Las Arenas, en un pintoresco puente de piedra y madera (16) a pocos metros de un quiosco-merendero.

¿Cómo volver hasta Buenavista del Norte?

La vuelta al pueblo la podrás realizar retomando el mismo sendero costero o por la carretera de asfalto con apenas tráfico. Comienza 20 metros al sur de la rotonda del restaurante (17) donde encontrarás un parking habilitado para caravanas.  Desde allí continuarás cuesta arriba a lo largo del campo de golf hasta llegar al Hotel Melià Hacienda del Conde (18). La arquitectura de este hotel de 5 estrellas recuerda a un magnífico palacio. El spa del hotel ofrece un circuito termal, sauna, baño turco y masajes accesibles para aquellos que no sean clientes del hotel.

El camino de vuelta a Buenavista del Norte con el Hotel Melià Hacienda del Conde al fondo

El camino de vuelta a Buenavista del Norte con el Hotel Melià Hacienda del Conde al fondo

Al final de la calle, girando a la izquierda, bajarás por un paseo empedrado hasta la Hacienda del Conde (4). A pocos metros, subiendo por una pequeña pendiente, llegarás a ver de nuevo, a tu izquierda, la ermita de La Visitación (3). Desde aquí retomarás el camino de vuelta hasta Buenavista del Norte.

Mapa del sendero en Buenavista del Norte 

Te animamos a realizar esta interesante ruta en tu próxima visita a Buenavista del Norte y esperamos que la descripción del itinerario te sirva para orientarte. Si buscas sosiego lejos del mundanal ruido y de las zonas turísticas, este es el camino ideal para ti.

¡No temas perderte y descárgate la ruta completa con los principales puntos de interés señalizados!

Tabaiba Guesthouse te ofrece el alojamiento adecuado para conocer el noroeste de Tenerife. Reserva tu estancia con nosotros y vive en uno de los lugares más auténticos. Además, existen más excursiones atractivas en el entorno que te iremos describiendo en este blog. Y si quieres descubrir nuevos senderos en Tenerife, te recomendamos los servicios de nuestro guía profesional de montaña: Sergio Walking Tours

¡Hasta pronto!

Karin y Sergio